Si los muertos puedieran hablar

Mi maestro Wren decía que todos los días había que morir un poco para cuando nos llegara la hora pudiéramos decir ya estuve allí, ya pase por allí.’  ‘Con este respiro muero’ era uno de los mantras de Wren al sentarse en su cojín de meditación Zen. Su lecho de muerte fue una extensión de su salón de meditación y cuando el llego la hora uso el mismo mantra hasta disolverse en el gran misterio.

 

Escuchamos los consejos de todos los desencarnados y los budas y los santos. Y si tenemos algún interrogante importante lo podemos llevar a nuestro lecho de muerte y desde allí encontraremos la respuesta divina a nuestra pregunta. El consejo universal de todos los muertos es ser buena persona y saber que nuestro bienestar está directamente relacionado a la naturaleza y al espíritu y no a la banca y al status quo.

¡Feliz día de los muertos! Me despido con el Sutra del corazón,

El sutra del corazón gracias a Tara Verde
(Om. Homenaje a la noble y bella perfección de la sabiduría)El noble bodhisattva Avalokiteshvara  meditaba en el cauce profundo de la perfección de la sabiduría. Miró abajo y vio que los cinco skandhas  son vacíos y así se liberó del sufrimiento.
¡Aquí oh Shariputra!  la forma es vacío, el vacío es forma; la forma no difiere del vacío, el vacío no difiere de la forma; lo que sea forma, es vacío; lo que sea vacío es forma. Así también son las sensaciones, percepciones, impulsos y la consciencia.
¡Aquí oh Shariputra! todos los fenómenos son vacíos. No son producidos o aniquilados, ni impuros ni inmaculados, ni incompletos ni enteros.
Así Shariputra, en el vacío no hay forma, ni sensaciones, ni percepciones, ni impulsos, ni consciencia; no hay ojo, oído, nariz, lengua, cuerpo ni mente; no hay formas, sonidos, olores, sabores, tactos, ni objetos mentales; no hay consciencia de los sentidos.
No hay ignorancia ni extinción de ella. Ni hay todo lo que procede de la ignorancia; ni vejez, ni muerte, ni extinción de la vejez y la muerte.
No hay sufrimiento, ni su causa, ni su cese, ni sendero de liberación. No hay conocimiento, ni logros, ni falta de ellos.
Así Shariputra, el Bodhisattva, libre del apego, se apoya en la perfección de la sabiduría, y vive sin velos mentales. Así se libera del miedo con sus causas y alcanza el Nirvana.
Todos los Budas del pasado, del presente y del futuro se despiertan a la suprema y perfecta iluminación apoyándose en la perfección de la sabiduría.
Conoce que prajñápáramitá es el gran mantra, el mantra de gran sabiduría, el mantra más elevado, que jamas ha sido igualado y que extingue todos los sufrimientos.
Escucha la verdad infalible de prajñápáramitá: